Matan a “soldado” de Pavão

  • 2019-02-11
  • Admin
  • LOCALES

Dos brasileños y un paraguayo supuesto soldado del clan Pavão fueron acribillados con fusiles de asalto por presuntos sicarios del Primer Comando da Capital (PCC), en Zanja Pytã (Amambay), ciudad fronteriza con el Brasil.

El paraguayo fallecido fue identificado como César Ortiz Zorrilla (38), más conocido como Julio, mientras que los brasileños son Alessandro Núnez de Moura y Gabriel Zaracho Moura, quienes residían en Sanga Puitã, Brasil.

El hecho ocurrió alrededor de las 21:00 en plena línea internacional que separa a la ciudad paraguaya de Zanja Pytã con el municipio brasileño de Sanga Puitã.

Cuando Ortiz Zorrilla, Núnez de Moura y Zaracho Moura estaban en el interior de un automóvil frente a un copetín de la zona ingiriendo bebidas alcohólicas, varios hombres descendieron de una camioneta y comenzaron a disparar a mansalva contra ellos.

Los presuntos sicarios, cuya identidades se desconocen, se desplazaban en una camioneta Ford Ranger de color blanco, mientras que las víctimas estaban a bordo de un automóvil Volkswagen de color negro con matrícula brasileña.

Testigos de la masacre indican que Ortiz Zorrilla, presunto objetivo, desenfundó un arma e incluso alcanzó a realizar algunos disparos, pero los sicarios, en un instante, acabaron con la vida de los tres hombres y huyeron raudamente hacia territorio de Brasil.

SOLDADO DE PAVÃO

César Ortiz Zorrilla fue un sicario al servicio de Jarvis Chimenes Pavão. Además, se le acusa del asesinato de varias personas en la guerra entre las bandas rivales de la frontera Paraguay-Brasil, según fuentes.

Estas mismas fuentes indican que el ahora asesinado Ortiz Zorrilla era enemigo acérrimo de Marcio Ariel Sánchez, alías Aguacate, quien hace unos diez días sufrió un atentado en la zona de Capitán Bado.

Con el asesinato de César “Julio” Ortiz Zorrilla, continúa la guerra declarada entre la banda que encabezaba Sergio de Arruda Quintiliano Neto (Minotauro) y el remanente de la banda de Jarvis Chimenes Pavão.

Existen versiones de que los jefes del Primer Comando da Capital (PCC) de São Paulo, Brasil, enviaron a un representante con la orden de aniquilar a aquellos que impidan que la organización criminal tome control del tráfico de drogas en la frontera.

Comentarios